Artesanía Peruana

Perú tiene la artesanía más rica y diversa de Latinoamérica. Su tradición, creatividad y múltiple funcionalidad, entre otros atributos, hacen de ella una expresión artística, formada a través de un proceso de asimilación de elementos de la cultura occidental conjugados con los de nuestros pueblos andinos, costeños y amazónicos.

 

El sector Artesanía contribuye al desarrollo económico descentralizado de las regiones por ser una de las actividades económicas más intensivas en mano de obra al vincular a más de 2 millones de personas, e incorpora a las mujeres de las zonas más alejadas y a las micro y pequeñas empresas que con identidad utilizan los recursos propios de cada comunidad como la cochinilla, la tara, las flores silvestres, la madera, el oro y la plata, entre otros.

 

El arte popular peruano expresado por su habitantes, es sin duda uno de los atractivos turísticos mas importantes que a sobrevivido en tiempo, siendo influenciada por las vivencias y costumbres de su gente.

 

A lo largo de nuestro vasto territorio las expresiones de arte popular se vuelve diversa según los recursos y habilidades de cada región. Cerámicas, textiles, mates burilados, filigrana, tallado en madera, escultura, etc., son herencia de un vasto legado artístico que se remonta a tiempos prehispánicos.

 

El resultado de todos estos elementos se ve reflejado en las obras maestras de nuestros artesanos que amalgamando las técnicas prehispánicas de nuestro legado cultural como los Mochica, Nazca, Huari, Chancay, etc., hoy nos deleitan con su trabajo.

 

Fuente: Mincetur

Cerámica de Chulucana

Cerámica de Chulucanas.  Piura-Perú

Los finos trabajos de cerámica de Chulucanas han dado la vuelta al mundo y han conquistado los mercados nacionales y extranjeros.

 

Las raíces de este arte se encuentran en la cultura Vicus, que dejó un importante legado de ceramios y orfebrería en el monte que lleva su nombre.

 

A 5 Km. de Chulucanas está la Encantada, un caserío famoso por sus ceramistas, los temas reflejados en las obras de estos artistas son normalmente costumbristas: las tradiciones, costumbres y modos de vida de la zona.

Leer mas...

filigrana de Catacaos

Esta técnica orfebre consiste en fabricar finos hilos de plata para luego confeccionar una delicada joya. Según nos cuenta el presidente de la Asociación de Artesanos de Catacaos y joyero de oficio, José García, de unos cien gramos de plata podemos sacar hilos entre tres a cuatro metros de un calibre de 120.

 

La plata inicialmente se compra en barras o lingotes que se llevan a un horno para fundirlo, posteriormente pasan a un máquina para su laminado, donde se comienzan a extraer los hilos, luego se emplea un diamante de tungsteno, pues antiguamente se trabajaba con una hilera, aunque este último era un instrumento más rústico.

Tallado en Madera y plata

Destaca la joyería de Huanchaco y La Esperanza (Trujillo). Sus orfebres se dedican con mucho arte a la filigrana de plata, la que en algunos casos se combina en un primoroso maridaje con la talabartería y el tejido. Cabe resaltar a los renombrados pellones sampedranos que son ornamentos importantes usados sobre las monturas de los caballos de paso.

Arte textil

Chancay

Considerados unos expertos tejedores, emplearon técnicas como el brocado, la gasa decorada, y el textil pintado. Usando para ello fibras de algodón, lana de alpacas y llamas. La gasa decorada era empleada en la confección de artículos ligeros de diferentes tamaños o para cubrir las cabezas de los muertos. En cuanto a la decoración, aplicaron una amplia gama de colores, figuras de peces, aves o diseños antropomorfos y geométricos. Destacaron los tapices o mantos con una gran variedad de figuras pintadas con pincel y encajes bordados en las terminaciones. Según las creencias, los hilos, llamados lloque, estaban impregnados de poderes sobrenaturales, los cuales servían de protección para el más allá.

Sombreros de Celendin

La ciudad de Celendín es conocida por sus sombreros de paja toquilla, los chocolates y las menestras. Los sombreros de Celendín son un arte popular que representa a toda la región, reconocida por la técnica artesanal y además por los materiales propios de la zona que se utilizan.

 

El sombrero está basado en los originarios de Ecuador donde se ha desarrollado toda una industria al respecto. En Perú, específicamente Celendín, es toda una tradición y es parte del trabajo artesanal de decenas de familias, que realizan esta labor de generación en generación.

Retablo de  Ayacucho

Los retablos ayacuchanos tienen su origen en la época de la colonia cuando los sacerdotes españoles en proceso de evangelización viajaban por todos los pueblos de la sierra peruana, llevando con ellos cajas articuladas con imágenes de varios santos católicos para que estos sean reconocidos por los pobladores. Estas se llamaban cajas de San Marcos y fueron tomadas de referencia por los artesanos para la realización de los retablos.

Durante la década de 1940, se inicia la creación de estas piezas de arte, usando como referencia las cajas de San Marcos para diseñar escenas con temáticas distintas relacionadas con motivos costumbristas, como corridas de toros peleas de gallos, fiestas y danzas tradicionales, escenas rurales y labores agrícolas. Los artesanos del pueblo de Ayacucho adaptan los nuevos cajones y los hacen propios, cambiándoles el nombre a retablos.

 

Mate Burilado

Son productos artesanales trabajados en la superficie de la calabaza utilizando un buril, para realizar diversos diseños, como escenas de la vida cotidiana. El carácter de uso del producto será determinado por el artesano, ya que pueden considerarse utilitarios (joyeros) o decorativos.

Los principales lugares donde se producen estos mates son: Cochas (Huancayo), Chincha (Ica), Catacaos (Piura).

 

La cerámica de Quinua (Ayacucho) refleja la espiritualidad y religiosidad de la cosmovisión andina. En sus formas no sólo se observa lo tradicional sino también la constante evolución de mitos, leyendas y folclor popular. Las iglesitas de Quinua, pequeñas piezas de arcilla que colocan los lugareños en los tejados de sus casas para alejar a los malos espíritus, recrean el estilo pla- teresco de las iglesias coloniales de la ciudad de Ayacucho

CERÁMICA DE AYACUCHO

Artesanías el Cajamarquino

Don Elías Moya Alcalde es natural del distrito de Llacanora, en la provincia de Cajamarca, donde aprendió desde niño el arte de la cestería en mimbre, gracias a las enseñanzas de su hermano mayor. Desde hace algunos años se ha instalado en Lima manteniendo usos, costumbres y saberes tradicionales de su tierra. En su taller de cestería trabaja con familiares que vienen desde Cajamarca trayendo las fibras del sauce y el tallo del laurel para tejer con ellas canastas, paneras, jaboneras, floreros y baúles, tanto en tejido compacto como calado.

 

Peguntas frecuentas

Términos y condiciones

 ® Derechos Reservados 2019

Cerámica de Chulucanas.  Piura-Perú
Cerámica de Chulucanas.  Piura-Perú
Cerámica de Chulucanas.  Piura-Perú